domingo, 2 de agosto de 2020

Mi casa lavidalalala: ideas actuales para decorar con crochet.

El living en verano, aunque no tiene mantitas, tiene mandalas, funda para los controles y almohadones crocheteros
El living en verano. Aunque las mantitas están guardadas, tiene mandalas y almohadón crochetero. 



Soy una apasionada del diseño de interiores. Estoy convencida (convencidísima!) que el entorno en el que estamos afecta directamente cómo nos sentimos y nos anima, nos estimula, nos relaja o todo lo contrario. Por eso, tomarse un tiempo y poner energía en personalizar nuestros espacios cotidianos me resulta algo necesario. No es una banalidad. La energía en nuestro hogar está ahí circulando, para bien o para mal.

Pero cuando digo diseño de interiores no me refiero a tirar todas las paredes abajo, ni cambiar la cocina cada año, desde la mesada hasta los azulejos porque los que tengo ya me aburrieron. No está dentro de mis posibilidades ni tampoco me parece ecológico ni sustentable. Y aunque estemos con lo justo, la manera más económica de cambiar el aspecto de un ambiente es a través de la pintura en las paredes, los textiles y los objetos o complementos. Y esto es algo que se puede ir haciendo de a poco, cuando se va pudiendo. Una de las técnicas que nos permite crear muchos de esos objetos que le van dando nuestro toque personal a nuestro hogar es el crochet.


El pie de cama de Mateo lo tiene hace años y fue de mis primeras mantitas. ♥


Hace unos días comentaba, que si bien tendemos a pensar en el crochet como algo anticuado, que hacían nuestras abuelas (y bisabuelas!), cada vez más diseñadoras contemporáneas utilizan esta técnica como forma de expresión y también más personas creativas se suman a aprenderla.

Ojo, en lo personal yo adoro que me conecte con mis abuelas y mi abuelín (que es como yo le decía a mi bisabuela María), adoro que estemos revalorizando lo hecho a mano y las técnicas que existen hace tantos años. Pero la técnica es el instrumento y la forma en que la usamos, sus formas, colores y uso van a depender de quien lo crea.

Los usos del crochet que más disfruto son: la indumentaria - accesorios y la creación de objetos para el hogar. Más adelante voy a compartir ideas sobre indumentaria, pero en este caso me voy a centrar en ideas decorativas con crochet.

Mantitas:

Tienen además el plus de que siempre vienen bien y son una manera fácil de aportar color y textura a un ambiente. Son geniales tanto para el living como los dormitorios y como son fácilmente cambiables, permiten variar cada tanto los detalles de un ambiente. 
Además las mantitas hechas con granny´s (justamente cuadraditos de la abuela) se pueden seguir agrandando infinitamente, ya que son módulos chicos, que se pueden ir tejiendo cada vez que tengas un rato o un resto de lana. También eso mismo las hace ideales para tener el tejido siempre listo en la cartera o mochila, ya que no hay que estar cargando con una pieza enorme, al menos no hasta el momento de unirla. ;)  Lo que recomiendo: anotar siempre el tipo de lana y el tamaño de aguja que utilizamos, por si después queremos seguir agrandándola. Para taparse en el sillón a mirar Netflix (y acá hago publicidad gratuita porque soy adicta a las series) es un golazo!




Además de las mantitas y el mini mandala en la pared, el sobre para guardar los controles está hecho en crochet.


Almohadones:

También como las mantas, aportan color y textura y son fáciles de cambiar. Pueden  ser hechos con granny´s (aunque precisarán una funda por abajo por lo calado), redondos, como flores, entre algunas de las opciones más comunes.







Cestos contenedores:

Sirven para un montón de cosas y pueden estar hechos de diferentes tamaños y materiales, para diferentes usos. Por ejemplo si son de trapillo y grandes, pueden servir para guardar juguetes, de tamaño más chicos pueden contener diferentes productos en el baño, también sirven como porta macetas o porta lápices. Este último caso es ideal para reciclar! Yo tengo un montón en el taller hechos con latas de conservas por debajo o potes de plástico de queso o dulce de leche. Sería mejor si no consumiera plástico, trato de no hacerlo, pero cuando lo hago intento re utilizarlo.  ♥


El cesto porta ovillos hecho de trapillo en crochet, es super cómodo para tejer.


Porta agujas o porta lápices arcoiris. 


Alfombras:

Redondas, ovaladas, rectangulares, para darle un toque de color a algún rincón, para al lado de la cama, quedan bien siempre!!! En general es mejor hacerlas con trapillo por su resistencia. Como en todo los ejemplos anteriores, es increíble lo diferentes que pueden quedar con solo variar los colores.





Adornos:

Mi adorno crochetero preferido son los mandalas! Y creo que tengo por toda la casa! También se pueden hacer diferentes formas (3D o planas) para realizar colgantes en las puertas, para poner en las manijas y en pomos de puertas de muebles también. Las guirnaldas también son una manera de agregar un detalle personal y ponerle color a algún ambiente.


Otro Mandala y portamacetas de tunita del amor.




Querés saber más sobre la historia del crochet? Justo hoy Laura Algarra compartió esto en sus stories de instagram.


Espero que les gusten las ideas!  En este caso decidí usar solo fotos propias, pero si buscan en las redes hay un montón de ejemplos más.

 Si tenés ganas de entrar en el mundo crochetero o profundizar un poco más, podés sumarte al taller mensual (que está por comenzar el del mes de agosto) o al intensivo del sábado 15. Podés ver más info haciendo click acá

P.D. qué lindo volver al blog después de tanto tiempo!!! Navegando un poco en él encontré que el 10 de agosto va a hacer 7 años de que di mi primer taller! Feliz y agradecida por todas las personas que han pasado por acá, aprendiendo y compartiendo el placer de crear. 

Gracias infinitas por estar!

Su ♥



2 comentarios:

Me encanta saber que estás ahí! Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...