lunes, 30 de julio de 2012

Un granito de arena...

Hay tantas cosas que no podemos cambiar, es cierto, pero hay tanto para hacer! Y aunque lo que se pueda hacer parezca muy poco en comparación con las necesidades, siempre es mejor que nada. Muchas veces es más cómodo pensar que no vale la pena, que no hace la diferencia, pero estoy convencida que sí la hace. Y por suerte no soy la única y  además gracias a Dios, hay personas (Andre) que tienen iniciativas que nos convocan, otras que organizan, se ocupan, ponen su tiempo y su energía. Mi granito de arena fue chiquito y a la distanicia, pero aún así me hizo sentir muy feliz.




Mis Pajariños se fueron a Santiago del Estero para festejar el día del niño en la Escuela rural 516. Se fueron en bolsas hermosamente decoradas con colores y papeles, por las madrinas, que hiceron regalos, cartitas, compraron golosinas, clasificaron, empaquetaron, cargaron y un montón de etcéteras más!


Acá Lila te lo cuenta muuucho mejor, te muestra fotos y al final te ragala un poema para emocionarte! Tanto que se lo copié porque morí del amoooor!!!






Alguien me dijo que no es casual…que desde siempre las elegimos.

Que las encontramos en el camino de la vida, nos reconocemos y sabemos que en algún lugar de la historia de los mundos fuimos del mismo clan.

Pasan las décadas y al volver a recorrer los ríos esos cauces, tengo muy presentes las cualidades que las trajeron a mi tierra personal.
Valientes, reidoras y con labia. Capaces de pasar horas enteras escuchando, muriéndose de risa, consolando.

Arquitectas de sueños, hacedoras de planes ingenieras de la cocina, cantautoras de canciones de cuna.
Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor de “un fuego”,nacen fuerzas, crecen magias, arden brasas, que gozan, festejan, curan, recomponen,
inventan, crean, unen, desunen, entierran, dan vida, rezongan, se conduelen.
Ese fuego puede ser la mesa de un bar, las idas para afuera en vacaciones, el patio de un colegio, el galpón donde jugábamos en la infancia, el living de una casa, el corredor de una facultad, un mate en el parque, la señal de alarma de que alguna nos necesita o ese tesoro incalculable que son las quedadas a dormir en la casa de las otras.
 Las de adolescentes después de un baile, o para preparar un exámen, o,  para cerrar una noche de cine.
Las de “veníte el sábado” porque no hay nada mejor que hacer en el mundo que escuchar música, y hablar, hablar y hablar
hasta cansarse.
Las de adultas, a veces para asilar en nuestras almas a una con
desesperanza en los ojos, y entonces nos desdoblamos en abrazos, en mimos, en palabras, para recordarle que siempre hay un mañana. A veces para compartir, departir, construir, sin excusas, solo por las meras ganas.
El futuro en un tiempo no existía. Cualquiera mayor de 25 era de una vejez no imaginada…y sin embargo…detrás de cada una de nosotras, nuestros ojos.
Cambiamos. Crecimos. Nos dolimos. Parimos hijos. Enterramos muertos.
Amamos.
Fuimos y somos amadas. Dejamos y nos dejaron. Nos enojamos para toda la vida, para descubrir que toda la vida es mucho y no valía la pena. Cuidamos y en el mejor de los casos nos dejamos cuidar.
Nos casamos, nos juntamos, nos divorciamos. O no.
Creímos morirnos muchas veces, y encontramos en algún lugar la fuerza de
seguir. Bailamos con un hombre, pero la danza más lograda la hicimos para nuestros hijos al enseñarles a caminar.
Pasamos noches en blanco, noches en negro, noches en rojo, noches de luz y de sombras. Noches de miles de estrellas y noches desangeladas. Hicimos el amor, y, cuando correspondió, también la guerra. Nos entregamos. Nos protegimos.
Fuimos heridas e inevitablemente, herimos.
Entonces…los cuerpos dieron cuenta de esas lides, pero todas mantuvimos intacta la mirada. La que nos define, la que nos hace saber que ahí estamos, que seguimos estando y nunca dejamos de estar.
Porque juntas construimos nuestros propios cimientos, en tiempos donde nuestro edificio recién se empezaba a erigir.
Somos más sabias, más hermosas, más completas, más plenas, más dulces, más risueñas y por suerte, de alguna manera, más salvajes.
 Y en aquel tiempo también lo éramos, sólo que no lo sabíamos. Hoy
somos todas espejos de las unas, y al vernos reflejadas en esta danza cotidiana, me emociono.
Porque cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor “del fuego”  que deciden avivar con su presencia, hay fiesta, hay aquelarre, misterio, tormenta, centellas y armonía.
Como siempre.
Como nunca.
Como toda la vida.

Simone Seija Paseyro


Para todas:













16 comentarios:

  1. coincido, no es mucho....tal vez en todo no sea nada, pero cuando mañana o pasado el maestro vea lo que hicimos....no se va a sentir tan solo y los chicos van a sonreir.si eso no es suficiente, que mas se necesita,no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto! Si todos hiciéramos un poco, cuánto mejor estaría todo! Es muy loco pensar cómo fue que como sociedades llegamos a la indiferencia. Cómo es posible por ejemplo, que haya niños sin familia (aunque no sea este el caso). Eso en los clanes seguramente no pasaba, siempre había alguien para hacerse cargo! Ahora nos hemos atomizado y el dolor solucionable se ha naturalizado...
      Si se puede hacer un poco más feliz la vida de alguien...es tan poco y es taaaaanto a la vez! Gracias de nuevo Lila! De corazón!!! ♥

      Eliminar
  2. Tus tarjetitas son un amor!!!!
    Quedaban hermosas en las bolsas de los regalitos!!!
    Una alegría enorme participar juntas de todo este proyecto!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tanta ternura dando vueltas x los blogs suaviza un poco la tristeza que tengo hoy! Tus tarjetas eran preciosas!!!

    ResponderEliminar
  4. Las tarjetitas que hiciste son una belleza!! Y este proyecto es puro amor. Las palabras que compartió Lila son realmente intensas, lindas, motivadoras..
    Que lindo poder aportar granitos de arena para esto.
    beso

    ResponderEliminar
  5. Un detalle sentido y colorido irremplazable tus tarjetitas Su! yo también hice una colaboración sin presencia física pero todo recontra suma! las fotos que puso Lila son pura emoción y alegría de ser parte de tan generosa inciativa que además nos permite conocer gente genial en el camino: qué mas se puede pedir? besos!

    ResponderEliminar
  6. Sos mas linda! y cada cosa que haces con tus manos y con el corazón representan a la maravillosa persona que sos y lo que podes transmitir!!!
    un beso
    ayez

    ResponderEliminar
  7. simplemente: maravilloso!...gracias por compartirlo! muchas felicidades a ti a las que participaron de tan linda iniciativa!un beso!

    ResponderEliminar
  8. Gracias por las tarjetitas... quedaron hermosas!
    besos

    ResponderEliminar
  9. Dios bendiga tu generosidad para con estos niños.

    ResponderEliminar
  10. ay Su, vengo de llorar en lo de Lila, qué más decirte? Si es por decir, reitero algo que dije en un post: hacer el bien nos hace bien, y este sentir nos ha unido a todas de manera especial, aún a las que no estuvimos poniendo el cuerpo en Bs Aires. Puro amor!
    (hasta Pajariño fue a la escuelita!!!)

    ResponderEliminar
  11. Su tus tarjetitas son divinas,y te lo digo yo que las vi ao vivo! Pura felicidad por estar participando de esta movida solidaria!
    besos!

    ResponderEliminar
  12. GREAT POST:)
    Your blog is so wonderful and Im following on fb...I hope you follow me also:)

    If you want some cute swedish decor inspiration...check out my blog:)

    Have a great week

    LOVE Maria at inredningsvis.se
    (sweden)

    ResponderEliminar
  13. que lindooo!!! me hiciste re emocionar cadamba!!
    besos

    ResponderEliminar
  14. son hermosas tus tarjetitas!!! y lo más importante el amor con que las hiciste!!!! lo que publicaste es muy bello!! así me siento con cada palabra!!! besos

    ResponderEliminar
  15. Preciosas tarjetas... Bonita causa..

    ResponderEliminar

Me encanta saber que estás ahí! Gracias ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...